Archivos

Comentarios Recientes

    Lo triste no es ir al cementerio, sino quedarse.

    Nunca he matado a un hombre, pero he leído muchos obituarios con gran placer.